Depender excesivamente de Facebook… Peligro!

Depender excesivamente de Facebook… Peligro!

Depender excesivamente de Facebook... Peligro!

Depender excesivamente de Facebook. La red social, con su llegada a más de 1,800 millones de personas en todo el mundo, se ha convertido en el lugar imprescindible para cualquier empresa que quiera dara aconocer sus servicios y productos. Facebook ha pasado de ser el lugar donde  saber qué hacían tus amigos o ver fotografías de las vacaciones, al sitio donde nos informamos sometidos a los algoritmos de recomendación de contenidos.

Depender excesivamente de Facebook. En ese proceso, y utilizando Instant Articles como arma de seducción masiva, Facebook disparó su propuesta: dame tus contenidos, déjame que los ponga en mis servidores para que se visualicen mucho más rápido y más bonitos en dispositivos móviles – más de mil millones de usuarios en todo el mundo acceden a Facebook únicamente desde su smartphone – y así podrás incrementar tu alcance, con la posibilidad incluso de integrar tus trackers para no perder control de tu audiencia, e incluso tu publicidad. Si como resultado de la jugada, más usuarios ven tu publicidad y facturas más dinero, enhorabuena: Facebook no pide ninguna comisión a cambio.

Con ese suculento esquema, Facebook es, para los medios de comunicación, una oferta que no se puede rechazar. Si quieres más lectores, ven conmigo y acepta mis reglas. ¿Dónde está el problema? Facebook, DECIDE cuando modifica las reglas a su conveniencia. Del mismo modo que todos hemos ido viendo cómo el alcance orgánico de una publicación en el muro de una página iba reduciéndose hasta prácticamente hacer necesario que la página invirtiese en publicidad, ahora Facebook comienza a modificar sus algoritmos para modificar el mix entre noticias de los medios y publicaciones de amigos, lo que lleva a los medios a que las visitas que obtienen dependan enormemente de ese algoritmo.

Depender excesivamente de Facebook

Depender excesivamente de Facebook

Depender excesivamente de Facebook. La técnica ha sido utilizada por Facebook en ocasiones anteriores: primero, te dejo ver cómo podría funcionar el sistema si lo dejásemos libre, y te dejo comprobar cómo las visitas desde Facebook van incrementando su cuota en las estadísticas de tu página. Después, cuando ya te has acostumbrado a ese alcance, lo recorto mediante un cambio en mi algoritmo – en este caso, poniendo como excusa las quejas de los usuarios que supuestamente pedían más contenido de sus amigos y menos noticias – y paso al plan B: si quieres mantener el alcance que tenías antes del cambio de algoritmo, solo podrás hacerlo si inviertes en publicidad.

Depender excesivamente de Facebook. Lo que Facebook ha conseguido es dominar el tráfico en su red, llevarnos a leer unos u otros contenidos en función de su situación en nuestros muros generando una ilusión de libre albedrío, y después modificar eso flujos de tráfico a su antojo llevando a quienes generan esos contenidos a pagar publicidad para alcanzar los resultados deseados. Es, en realidad, un esquema diabólico que lleva a los medios a plantearse que si quieren una circulación determinada, no pueden hacerlo sin Facebook… pero tampoco pueden hacerlo sin pasar por su caja. El mayor medio de comunicación del mundo no genera contenidos, es simplemente una plataforma que usa el contenido de los demás para mantener a los usuarios en ella. Un negocio perfecto, creado con auténtica maestría por alguien que entiende muy bien el funcionamiento de la web.

Facebook se ha convertido por derecho propio en la llave de las audiencias en la web. Mantenerse al margen de Facebook es implanteable, pero permitir que sea Facebook quien prácticamente decida con sus algoritmos el alcance que tienes en cada momento tampoco parece la mejor opción.

Y como no es recomendable tener todos los huevos en la misma cesta, resulta necesario plantearse diferentes maneras para alcanzar la audiencia que buscamos, o mejor aún, que sean ellos quienes nos encuentren. Desde Publicidad Online, apostamos por INVERTIR en SEO, mejorar continuamente nuestras páginas para competir en los buscadores con el contenido de calidad que generamos. El dinero que invertimos en esa mejora nos pertenece, mientras que el dinero que gastamos en publicidad en facebook, desaparece además de hacerles el trabajo de generar contenidos. Con el paso del tiempo, la competencia será cada vez mayor y los costes se incrementarán para conseguir los mismos resultados. Por el contrario, las implementaciones que hagamos en nuestra web perdurarán y nos harán mejores para competir libremente en cualquier plataforma donde queramos visibilidad.

Apuesta por el SEO y saldrás ganando.

auditoria SEO gratis

Les ofrecemos un análisis SEO gratuito para conocer la situación de su página web en Internet.
 
* Ranking: Page Rank, Ranking Alexa
* Test de velocidad: Velocidad de carga y de respuesta del servidor
* Tiempos de Carga: Que elementos deberíamos modificar para mejorar la carga.
* Responsive: Si se adapta a todos los dispositivos de manera adecuada.
* Vinculación con los buscadores.

auditoria SEO gratis

Para más información:

www.publicidadonline.xyz – 656 545 123 – publicidadonline.xyz@gmail.com

Fuente: Enrique Dans

Valoramos tu opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *